Devastan selva de Campeche.

0
268
Espacio Publicitario

La incesante devastación de la selva para los asentamientos irregulares y los cambios de uso de suelo, ha obligado a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del estado (Semarnatcam) tomar medidas “drásticas” para proteger las reservas de Balam Ku y Balam Ki, a través de la creación de una brecha ambiental y la creación de por lo menos tres casetas de inspección para este 2018, anunció el secretario estatal de la dependencia, Roberto Alcalá Ferráez.
En total se protegerán casi un millón de hectáreas, de las que 410 pertenecen a Balam Ku y 530 a Balam Ki, para lo cual se invertirán hasta 5.5 millones de pesos.
De este modo, agregó el funcionario, se pretende evitar a toda costa que estas reservas sigan siendo devastadas por la ambición del hombre en materia forestal y agrícola, así como evitar los asentamientos irregulares.

LLEGAN DE OTROS ESTADOS

Señaló que gente “con antecedentes”, provenientes de otro estado, está llegando a esos lugares todavía ricos en flora y fauna, y que podrían causar un conflicto grave a los moradores de las comunidades cercanas a ambas reservas.
Ante tal situación, el funcionario estatal exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) que atienda la múltiples denuncias hechas por el delito de invasiones para inhibir la presencia de gente ajena al estado, que solo está dedicada a arrasar con la selva campechana.
Roberto Alcalá dijo desconocer la veracidad de la fuente informativa que aseguró que durante 2017, Campeche fue la entidad más afectada por la devastación de selva en la península de Yucatán, con cerca de 50 mil hectáreas, de las 22 mil que se consumen y se pierden de la frontera agrícola.
Mencionó que la necesidad de producir más alimentos, y la llegada de empresas nacionales y “foráneas”, es de las principales causas por las cuales la selva sigue caminando a pasos vertiginosos; sin embargo, consideró que la destrucción no va más allá de lo que ocurre anualmente.
El delegado estatal de la Semarnatcam explicó que en la protección total de la reservas de Balam Kun y Balam Kin, se ejercerán recursos por 2.5 millones de pesos para la operación de tres casetas de inspección y vigilancia y otra cantidad similar la su cuidado.

Observó que el crecimiento poblacional está impactando negativamente a las selvas campechanas, debido a la llegada de grupos ajenos al estado, sobre todo de chiapanecos, quienes, entre otras intenciones, pretenden apoderarse violentamente de lo que no es suyo, para luego venderlo al mejor postor.